Talleres para Niños

A muchos niños, les encanta acercarse a los caballos y montar, sin saber cual es la manera adecuada y las precauciones que se deben tener.

 

Al acercarnos a un caballo, debemos avisar de nuestra llegada, hablando de manera tranquila, con calma, sin movimientos bruscos, ni gritos.  El contacto debe ser tranquilo, seguro y amigable. Recordemos que el caballo es un animal de huida por lo que si se siente inseguro y en desagrado, huirá.

 

Luego comenzaremos con caricias a nivel de la tabla del cuello, las que no deben cansarle “acariciaremos y luego dejaremos en paz” y esto se hace tantas veces sea necesario para que confíe en nosotros.

Previo a montar se debe realizar una limpieza del caballo y aprender a poner la montura y riendas. Se debe usar casquete obligatoriamente.

 

Una vez que se termina de montar, hay que sacar el equipo al caballo, luego realizar la limpieza pos monta.

 

Es de suma importancia cuidar el equipo de montar, el cual se debe limpiar y engrasar con productos especiales. En aquellos caballos que usan bocado, lavar el bocado.